que ver en egipto en tu proximo viaje

Qué ver en Egipto: 10 lugares imprescindibles

Viajar a Egipto es viajar en el tiempo. El país de los faraones es ese destino que una vez en la vida debes visitar para conocer su fascinante historia. Cada yacimiento, templo o valle es un viaje al pasado donde la civilización del antiguo Egipto regresa para cobrar vida.

Considerado como la cuna de las civilizaciones, Egipto es un país único que nunca deja de sorprenderte y como hace más de dos mil años dijo el historiados griego Heródoto “quien no ha visto Egipto no ha visto el mundo”.

Por ello, Hayatravel te ofrece la posibilidad de que veas por ti mismo por qué deberías visitar este país con innumerables atractivos. Tendrás la oportunidad de viajar en crucero por el Nilo, visitar sus templos, contemplar sus Pirámides, degustar su gastronomía o sumergirte en las profundidades del Mar Rojo para contemplar la inmensidad de sus aguas.

Así que antes de viajar nosotros te mostramos nuestros 10 imprescindibles que no puedes dejar de ver en Egipto. De norte a sur vamos a recorrer el país como un auténtico aventurero y apasionado por la búsqueda de tesoros. ¡Allá vamos!

1. LAS PIRÁMIDES DE GIZA

¿Quién no piensa en Egipto y automáticamente visualiza en su cabeza las tres Pirámides más famosas del mundo? Sin duda un icono del país, así como una de las siete maravillas del mundo antiguo.

Situadas a 18 kilómetros del El Cairo, encontramos uno de los monumentos más importantes. Se tratan de construcciones funerarias edificadas bajo las ordenes de los faraones en las diferentes dinastías. Los faraones eran momificados e introducidos en las pirámides juntos a alimentos o pertenencias más preciadas con el fin de que les acompañasen en su último viaje. Sus construcciones como siempre han sido todo un enigma, pero se estiman que se construyeron en el 2.500 a.C.

Las tres Pirámides principales de Giza son Keops, Kefrén y Micerinos.

  • Keops: Es la conocida como la Gran Pirámide de Giza, es el más grande (233 metros) y fue construida por órdenes del Faraón Keops, el tercero de la cuarta dinastía, hijo de Senefru y la reina Hetepheres y padre de Kefrén quien también realizó una construcción. En esta Pirámide nunca se encontró ningún tesoros o vestigios de ellos a pesar de siglos de exploración. Lo que deja dos supuestos: o han sido saqueadas o sus tesoros aún se hayan en cámaras secretas en su interior.
  • Kefrén: está es la segunda pirámide más grande del Antiguo Egipto y es la que únicamente conserva una pequeña parte de su antiguo revestimiento de caliza blanca. Atribuida al faraón Kefrén, cuarto de la cuarta dinastía e hijo de Keops.
  • Micerinos: es la pirámide más pequeña de las tres con 66 metros de altura y es en la única donde sí encontraron restos humanos momificados, incluso otra momia que no pertenecía a este. Pirámide construida por el faraón Micerinos, hijo de Kefrén y nieto de Keops.
que ver en egipto en tu proximo viaje

2. SAQQARA, LA PIRÁMIDE ESCALONADA

Saqqara es a día de hoy considerada como la primera pirámide del mundo y la gran estructura de piedra más antigua. Situada a 30 kilómetros de El Cairo, fue construida en el año 2.650 a.C. por Imhotep, el primer ingeniero y arquitecto conocido de la historia.

Perteneció al Faraón Djoser quien mandó a construirla como tumba. Pero, además, en Saqqara se encuentra la necrópolis más importante de toda Menfis desde la primera dinastía hasta la época cristiana. Ya que junta a ella, se encuentran pirámides de menor tamaño con tumbas de nobles y gobernantes de prestigio.

Este gran monumento fue de tal admiración entre los antiguos egipcios que, en el Imperio Nuevo, un visitante al verla le pareció que “el cielo estaba en su interior y Ra amanecía en él” (*Ra es el Dios del Sol y del origen de la vida en la mitología egipcia).

3. ABU SIMBEL

El Templo de Abu Simbel, se encuentra al Sur de Egipto en Nubia. Destaca por su zona arqueológica que ordeno a construir el Gran Faraón Ramsés II en el siglo XIII a.C. para conmemorar una victoria de guerra en Kadesh y mostrar el poder a sus vecinos Nubios. Estos templos fueron escavados directamente en la roca y están dedicados a Ramsés II y el otro a Nefertari, su primera esposa real y predilecta y a los dioses del antiguo Egipto Amón, Ra y Path.

Como curiosidad la verdadera ubicación de este templo en la actualidad no es la originaria. Si no que el complejo tuvo que ser reubicado en una colina artificial en el año 1698, necesario para evitar que quedaran sumergidos tras la construcción de la presa de Asuán.

Además, como curiosidad EXTRA te contamos que el Templo dedicado a Ramses II, se alinea dos veces al año con el sol. Así cada 22 de febrero y 22 de octubre, tras el amanecer. La luz del sol se desliza por las rendijas de la puerta del templo e ilumina el rostro del faraón para alcanzar después a los dioses Ra y Amón, situados a su izquierda y derecha, respectivamente. Curiosamente, la cara de la única divinidad que permanece en la penumbra es la de Ptah, el dios de la Oscuridad. ¿No es increíble?

4. EL VALLE DE LOS REYES

El Valle de los Reyes es la Necrópolis de Egipto donde se encuentran las tumbas de muchos de los faraones del Imperio Nuevo y a día de hoy más de 60 de ellas han sido descubiertas por arqueólogos. Está compuesto por dos valles, el Este y el Oeste o Valle de las Reinas.

En la antigüedad al valle se le denominó “Ta Iset Maat” (lugar de la verdad) y fue “inaugurado” por el faraón el Rey Tutmosis I. Hoy en día puedes visitar algunas de esas tumbas, nosotros preferimos las de Tutmosis III, Ramsés VI, Ramsés IX, Siptah y Ramsés IV.

También puedes visitar la tumba de Tutankamon, que, aunque su tumba no es realmente la más bonita es el faraón conocido por el gran descubrimiento de sus tesoros. Y es que su tumba permaneció oculta de los saqueadores durante miles de años, pudiendo ver sus tesoros en el Museo del El Cairo.

5. TEMPLO DE HATSHEPSUT

El Templo de Hatshepsut está situado en El Deir El Bahari, en la Orilla Occidental del Nilo, frente a la ciudad de Luxor, en el sur del país. Y por supuesto es una visita súper imprescindible y es que es uno de los templos más impresionante para contemplar.

Además, es único no solo por su arquitectura y diseño, si no por estar dedicado a la única mujer faraón, la Reina Hatshepsut. Fue un templo construido directamente en la roca y que consiste de tres terrazas, con una amplia rampa que las comunica, para albergar una gran cantidad de gente durante las festividades religiosas y estaban profusamente rodeadas de árboles y plantas ornamentales.

6. EL TEMPLO KARNAK

El templo de Karnak, en Tebas, dedicado a Amón, fue el principal recinto de culto de Egipto desde el Imperio Nuevo. Esta región fue durante más de 1000 años la capital del antiguo Egipto, en la que durante 2000 años más de 30 faraones fueron compitiendo y construyendo los mejores templos y estatuas en honor al gran dios Amón.

La entrada a este templo está flanqueada por esfinges con cabeza de carnero que cumplían la función de guardianas y protectoras. Dentro de él podemos encontrar capillas, obeliscos, estatuas y un gran lago sagrado, es el segundo lugar más turístico del país, por detrás de las pirámides y otro de los lugares que visitar en Egipto más imprescindibles.

7. EL TEMPLO LUXOR

El Templo de Lúxor fue construido entre los años 1400 y 1000 a.C. y debe su obra a dos faraones Amenhotep III y Ramsés II, el primero construyó la parte interior y el segundo el recinto exterior, añadiendo la fachada, los colosos y los obeliscos.

Este templo de más de 3500 años de antigüedad es otro de los mejor conservados de Egipto y destaca por su gran fachada, los colosos y obeliscos, de los que uno de ellos se encuentra en el centro de la Plaza de la Concordia de París.

8. EL TEMPLO DE HORUS O EDFU

El Templo de Horus o Edfu, el segundo templo más grande después del de Karnak y uno de los mejor conservados del país y se construyó entre el año 237 a.C. y 57 a.C durante la era Ptolemaica, tras la conquista de Egipto por parte de Alejandro Magno en 323 a.C.

Durante siglos el templo quedó enterrado bajo tierra más de 12 metros por la arena del desierto, hasta que el egiptólogo francés Auguste Mariette lo descubrió.

Este tiempo bajo tierra permitió que sea uno de los templos mejor conservados con estatuas y relieves magníficos y al encontrarse al lado del Nilo es una de las paradas habituales de los cruceros que recorren el río.

9. EL CAIRO

No podíamos no nombrar su Capital. Una inmensa urbe donde las normas de tráfico son inexistentes, los semáforos son un mero adorno en sus calles y la polución crea una densa capa gris que lo inunda todo. Pero, no te asustes: a pesar de todo, El Cairo es de los lugares más auténticos que conocerás en tu vida.

Aunque El Cairo no sólo es caos, a medida que pasees por la ciudad descubrirás una historia milenaria, buena gastronomía, grandes de contrastes entre la tradición islámica y la moderna, siempre acompañada del buen humor y la amabilidad de su gente.

10. EL TEMPLO KOM OMBO

Construido entre 1350 y 180 a.C. bajo las órdenes de Ramsés II, el Templo de Kom Ombo está situado a orillas del Nilo en la ciudad con su mismo nombre.

Este templo construido por Ramsés II tiene la peculiaridad de ser un templo doble, al tener dos partes simétricas, una en honor al dios Sobek y otra al dios Haroeris. Esto se debe a que los habitantes creían que era una divinidad que representaba el mal (Sobek, un dios con cabeza de cocodrilo y cuerpo humano) y agregaron otro dios al culto, Haroeris (Horus el Viejo).

Como curiosidad en el interior del templo se puede ver una momia de cocodrilo y en el exterior puedes ver relieves con instrumentos quirúrgicos de la época.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Resumen
Fecha de la reseña
Puntuación del autor
51star1star1star1star1star